fbpx

8 Ejemplos de Autoestimulación en el Autismo

Stimming in autism

¿Qué diferencia la autoestimulación en una persona neurotípica y en un individuo con autismo?

¿Existe alguna diferencia en la autoestimulación entre las personas neurotípicas y las personas con autismo? Todos realizamos movimientos repetitivos, también conocidos como autoestimulación (stimming en inglés), de vez en cuando, ya sea por aburrimiento, nerviosismo o simplemente por costumbre. Sin embargo, la autoestimulación en el autismo adquiere un significado diferente, convirtiéndose en un criterio diagnóstico esencial para la condición.

Entonces, ¿Qué diferencia la autoestimulación en una persona neurotípica y en un individuo con autismo? Child Mind Institute explica que, si bien la estimulación es universal, la línea divisoria surge cuando estos comportamientos repetitivos comienzan a interferir con las actividades diarias e inhiben el aprendizaje.

La autoestimulación es un comportamiento típico en el autismo, y en este de blog por Texas ABA Centers, exploraremos algunos ejemplos y cómo la terapia ABA puede ayudar a mejorar estos comportamientos autoestimulantes.

¿Qué es la Autoestimulación?

La autoestimulación, en términos clínicos, es un comportamiento que implica movimientos repetitivos o vocalizaciones que se observan comúnmente en personas con autismo. Estas acciones sirven como un medio para la autorregulación o para afrontar las experiencias sensoriales. Un estudio realizado por Sage Journals sugiere que las personas realizan comportamientos de autoestimulación para manejar eficazmente sus emociones, aliviar la ansiedad e interactuar con su entorno.

8 Ejemplos de Autoestimulación en el Autismo

Las personas con autismo pueden tener dificultades para regular sus emociones, lo que los lleva a buscar formas únicas de calmarse. Algunos de estos comportamientos pueden incluir:

  1. Aleteo de manos: Movimientos rápidos y repetitivos de las manos, a menudo caracterizados por aleteo con la palma abierta.
  2. Mecerse: Balancearse hacia adelante y hacia atrás o balancear el cuerpo, lo que puede ayudar a calmarse o a controlar los estímulos sensoriales.
  3. Chasquido de dedos: Mover rápidamente los dedos, ya sea individualmente o juntos, de manera repetitiva.
  4. Golpeteo o tamborileo: Golpear repetidamente con los dedos o las manos sobre superficies para crear sonidos rítmicos.
  5. Girar: Girar el cuerpo u objetos en un movimiento circular, proporcionando estimulación visual y sensorial.
  6. Vocalizaciones repetitivas: Ecolalia (repetición de palabras o frases), tarareo u repetir otros sonidos vocales.
  7. Aletear o mover objetos: Usar objetos como juguetes o dedos para crear movimientos repetitivos.
  8. Caminar de puntillas: Caminar de puntillas, lo que puede ser una forma de estereotipia motora asociada con la autoestimulación.

Lo que Necesitas Saber Sobre la Autoestimulación en el Autismo

A menudo, las personas malinterpretan los comportamientos únicos que exhiben las personas con autismo, particularmente cuando se trata de cómo manejan sus emociones, se comunican y expresan sus intereses. Uno de esos comportamientos que merece más comprensión es la autoestimulación.

Profundicemos en algunos aspectos de la autoestimulación en el contexto del autismo y reforcemos la importancia de estos comportamientos.

Facilita la Autorregulación Natural: Las personas con autismo utilizan naturalmente la autoestimulación para autorregularse y manejar su entorno. Este comportamiento les ayuda a lidiar con la información sensorial y las emociones, fomentando una sensación de control y comodidad.

Expresiones Únicas: Las conductas autoestimulantes son altamente individuales, pues cada persona tiene preferencias únicas. Lo que funciona para un individuo puede diferir significativamente de otro, y estas preferencias pueden cambiar con el tiempo.

Herramientas de Comunicación y Expresión: La autoestimulación sirve en las personas con autismo como una forma de comunicación. Transmite una variedad de emociones, necesidades o respuestas a diferentes estímulos.  

Por ejemplo, en un escenario en el que una persona con autismo se encuentra en un entorno con mucha gente y ruidoso, le puede provocar una sobrecarga sensorial, en respuesta, la persona comienza a balancearse hacia adelante y hacia atrás suavemente. Este movimiento rítmico de balanceo sirve como una herramienta de comunicación y expresión, lo que significa una necesidad de auto calmarse y una forma de manejar los abrumadores estímulos sensoriales.

Varía Según las Situaciones: La autoestimulación puede no ser evidente en todas las situaciones o en todo momento. Algunos individuos pueden realizarlos con más frecuencia en entornos específicos donde la carga sensorial es abrumadora, mientras que, en otros contextos, la autoestimulación puede ser mínima o inexistente.

Fomenta la Aceptación y el Apoyo: En lugar de desalentar las conductas de autoestimulación, es crucial fomentar la aceptación y brindar apoyo. Reconocer la importancia de estos comportamientos en la vida de una persona con autismo y ofrecer mecanismos alternativos para afrontarlo, cuando sea necesario, contribuye a un entorno más inclusivo y comprensivo.

Terapia ABA para Controlar la Autoestimulación en el Autismo

terapia de Análisis Conductual Aplicado (ABA) es un enfoque muy eficaz para ayudar a las personas con autismo a manejar las conductas de autoestimulación, pero ¿cómo?

Identificando qué lo Desencadena:  Los terapeutas de ABA trabajan en estrecha colaboración con las personas para comprender los desencadenantes y los patrones asociados con la autoestimulación.

Refuerzo Positivo: En lugar de desalentar la estimulación por completo, los terapeutas alientan y refuerzan comportamientos alternativos y más positivos.

Planes Personalizados: La terapia ABA crea planes personalizados. Estos planes establecen metas alcanzables e implementan estrategias adaptadas a las necesidades específicas del individuo, lo que facilita resultados más exitosos.

Desarrolla la Independencia: Al manejar los comportamientos de autoestimulación, la terapia ABA permite a las personas concentrarse en el desarrollo de habilidades esenciales para la vida. Esta mejora contribuye a una mayor independencia, lo que permite a las personas navegar por situaciones sociales con confianza.

Texas ABA Centers Ofrece el Mejor Apoyo para el Cuidado del Autismo

Es crucial reconocer que la autoestimulación es un comportamiento natural que todos realizamos en algún punto. Sin embargo, es igualmente importante entender que, para las personas con autismo, aunque la autoestimulación puede parecer poco convencional, desempeña un papel importante para manejar las emociones de forma efectiva.

En Texas ABA Centers, nos comprometemos en proporcionar una atención integral y ser un apoyo para familias que lidian con autismo en Austin, Dallas y Houston. Si tú o alguien que conoces necesita ayuda para manejar los comportamientos de autoestimulación en el autismo, no dudes en comunicarte con nosotros. 

Contacta a Texas ABA Centers al (877) 771-5725 , o Obtén una consulta gratuita aquí para obtener orientación y apoyo de expertos en su viaje con el autismo.

Connect With Us on Social

en_USEnglish
Scroll al inicio